Curso pons aleman pdf

  • admin
  • Comments Off on Curso pons aleman pdf

Fraccaro Passo indietro di Fraccaro, su di lui il veto del centrodestra. La dignidad humana en la constitución dominicana de 2010 – Monografias. Consideraciones previas El hecho de ser humano incluye la singularidad de convivir con todos los elementos que conforman la sociedad, ya que la curso pons aleman pdf ha sido engendrada por el hombre. La dignidad humana supone la posibilidad de ser éticos, de poder preocuparnos por nuestra fragilidad, por nuestra condición de ser únicos, irrepetibles y libres.

La dignidad implica el reconocimiento de la raza humana y el respeto por ella. A partir de esta experiencia comenzaron a crearse instrumentos internacionales que respaldaran las tutelas de estos derechos, y el punto de partida fue la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En el mismo tenor, el artículo 1 de la DUDH establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad” y es por ello que en el ámbito nacional e internacional se exige el comportamiento respetuoso de los unos con los otros. Concepto de Dignidad Humana La dignidad humana es aquella condición especial que reviste todo ser humano por el simple hecho de serlo, y lo caracteriza de forma permanente y fundamental desde su concepción hasta su muerte. Una síntesis de la configuración jurisprudencial del referente o del contenido de la expresión “dignidad humana” como entidad normativa, puede presentarse de dos maneras: a partir de su objeto concreto de protección y a partir de su funcionalidad normativa. 2 Universales la naturaleza esencial de todos los hombres, con sus fines existenciales, dan a los derechos fundamentales de la persona humana un carácter universal, cualesquiera que sean las razas, pueblos, culturas o épocas históricas. 3 Inalienables: el hombre no puede renunciar a los derechos fundamentales, porque no puede eximirse de los deberes y de las responsabilidades morales en los que se fundamentan los derechos originarios.

4 Imprescriptibles: como la humanidad es cambiante, las necesidades también, por ello a través del tiempo vamos conquistando nuevos derechos, que una vez alcanzados forman parte del patrimonio de la dignidad humana. El avance de uno facilita el avance de los demás. 6 Originarios: se llaman originarios porque estos derechos tienen su origen o razón de ser en los fines existenciales propios de la naturaleza individual y social de la persona humana. 7 Progresivos: que consiste en la irreversibilidad de los derechos que ya han sido reconocidos, por lo que los mismos no pueden ser desconocidos ni disminuidos, precisamente por ser inherentes a las personas.

De esta manera, tal disposición constituye una protección de los derechos humanos promoviendo su ampliación e impidiendo su restricción. La dignidad humana se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto. La dignidad es reconocida por los seres humanos sobre sí mismos, como un producto de la racionalidad, la autonomía de la voluntad y el libre albedrío. La dignidad reside en el hecho de que es, no un qué, sino un quién, un ser único, insustituible, dotado de intimidad, de inteligencia, voluntad, libertad, capacidad de amar y de abrirse a los demás. Es de vital importancia conocer todos los principios pilares que se encuentran en la constitución, aunque sea una ínfima parte de ellos. En el caso de la dignidad humana, se puede decir que es el principio rector del Estado social y democrático de derecho. Una de las funciones principales del Estado, es la protección de los derechos fundamentales de las personas, esencialmente la dignidad humana.

Así lo establece de manera expresa el artículo 8 de la Constitución Dominicana y más allá aun, el artículo 38 de la referida norma dispone que: “El Estado se fundamenta en el respeto a la dignidad de la persona y se organiza para la protección real y efectiva de los derechos fundamentales que le son inherentes. Rosalía Sosa Pérez, experta en Derechos Humanas opina con relación al artículo 38 de la Constitución lo siguiente: “La dignidad es considerada como uno de los derechos más importantes porque nadie puede ser privado de ésta. La idea de dignidad va muy de la mano de la idea de valor y en el “Preámbulo” de nuestra carta magna. La dignidad humana es calificada como un valor supremo y un principio fundamental. Se define como valor aquello que tiene significado para la persona. La dignidad humana no solo la poseen aquellas personas que se encuentran en el pleno ejercicio del derecho a libertad, sino que trasciende también para aquellos que están recluidos cumpliendo condena. Rosalía Sosa Pérez establece que: “la imposición de una pena no significa que la persona se le someta a tratos inhumanos o degradantes, a tortura o penas crueles o a trabajos forzados.

Se impone como límite a la autoridad el respeto a la dignidad humana y otros derechos constitucionales que son inherentes a la persona. El Principio de Dignidad Humana y su relación con los Derechos Humanos reconocidos por la Constitución Dominicana La dignidad humana es el principio constitucional más importante, ya que constituye la base del Estado de Derecho y esto es lo que garantiza el debido respeto a las prerrogativas que tienen las personas por el simple hecho de ser personas. La dignidad proviene del respeto debido a uno mismo y a los demás como seres humanos. Mientras que los derechos humanos instituyen la manifestación jurídica de la protección y la garantía del debido respeto a los derechos fundamentales para convivir en dignidad.

El artículo 42 de la Carta Magna prescribe el derecho a la integridad personal, en el cual se establece que: “toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica, moral y a vivir sin violencia. Esta prerrogativa se desmiembra del principio fundamental de la dignidad humana y busca proteger la integridad física, psíquica y moral frente a actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes. Los tratos degradantes son aquellos “comportamientos que rebajan, humillan y envilecen a un nivel inferior a la persona, despreciando el valor fundamental de la dignidad humana. Si se respeta la integridad de las personas no hay amenaza de una vida con violencia. Una de las amenazas más intensas a la cual se ha enfrentado la integridad física de los seres humanos a través del tiempo, ha sido el desarrollo de la ciencia. La abogada Rosalía Sosa Pérez opina que “toda investigación médica tiene que tener como propósito la protección de la vida, la salud, la intimidad y la dignidad de la persona.

Por otra parte, encontramos el derecho a la propiedad intelectual, prescrito en el artículo 52 de la Constitución Dominicana. El distinguido jurista Carlos Salcedo Camacho establece que: “El reconocimiento y protección de la propiedad intelectual se refiere a la libertad de creación o el derecho a la libre creación intelectual, pero tiene una vinculación con la libertad de expresión, por considerarse como un derecho humano de la sociedad de la información. El habeas data tiene por finalidad principal procurar el buen nombre de las personas, el Tribunal Constitucional de Colombia ha establecido en su sentencia No. 2 Habeas Corpus: es una institución jurídica que persigue evitar los arrestos y detenciones arbitrarias. Se basa en la obligación de presentar a todo detenido en un plazo preventorio ante el juez, que podría ordenar la libertad inmediata del detenido si no encontrara motivo suficiente de arresto. La primera de las condiciones exigidas para la procedencia de la acción de amparo, supone la vulneración o amenaza de cualquiera de los derechos fundamentales reconocidos por la Constitución. El texto constitucional habilita la protección sin importar que la afectación al derecho provenga de una acción o de una omisión.

El jurisconsulto Néstor Pedro Sagúes considera que “la acción procede tanto si se produce una vulneración al derecho, en el sentido de que de un modo cualquiera este pueda resultar lesionado, alterado o restringido. Pero además procede la acción, en ausencia de lesión, en aquellos casos en que es previsible, a la luz del caso concreto, que pudiera producirse la lesión de manera inminente. Todas las personas que se encuentren en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, tiene derecho a obtener la tutela judicial efectiva de sus derechos fundamentales, a través de los mecanismos anteriormente definidos. Estas garantías jurídicas deben aplicarse de la misma forma para todas las personas que habitan en la República Dominicana. Conclusión En conclusión, la dignidad humana, se construye como un principio supra constitucional, por tanto se considera como fundamento del Estado y de la Constitución Dominicana, es por ello que en todo el desarrollo de la Carta Magna la encontramos como principio, como valor y como derecho fundamental. La dignidad humana no se puede aplicar en mayor o menor medida, sino que debe aplicarse a todas las personas de la misma manera de acuerdo a la constitución, los tratos internacionales y las leyes.